buscar noticiasbuscar noticias

Propone semana laboral de tres días y jubilación a los 75 años

Serían entre 11 y 12 horas diarias, dice el multimillonario mexicano Carlos Slim, dueño del conglomerado Grupo Carso

Las semanas laborales deberían ser de tres días, con jornadas de 11 y 12 horas diarias, además de jubilarse a los 75 años de edad, propuso el empresario mexicano Carlos Slim Helú.

Propone semana laboral de tres días y jubilación a los 75 años

De acuerdo con el multimillonario, con ello se duplicaría la oferta de puestos de trabajo, que demandan un aumento en la fuerza productiva del país.

Noticia Relacionada


"Conforme se desarrolle esta nueva civilización y sube la productividad a niveles muy altos muchas personas, sobre todo jóvenes, no encuentran empleos o buenos empleos. Entonces ahí el planteamiento que, creo que de verdad debe de empezarse a adoptar, es que trabaje la mayoría de la gente 3 días, 11 o 12 horas, esto serían 36 horas, pero se jubilen hasta los 75 años", refirió el dueño del conglomerado de empresa de Grupo Carso.

El hombre de negocios, de origen libanés, planteó la propuesta durante su participación en el evento de becarios de la Fundación Telmex-Telcel "México Siglo XXI".

Agregó que "la idea de que se jubile una persona a los 60 o 65 años es absurda", y que al aumentar el rango de edad para acceder a esa prestación, con ello se evitará el colapso tanto de las finanzas públicas, como de los fondos de seguridad social y de pensiones.

Destacó que, en la actualidad, se está constituyendo una nueva sociedad mexicana que requiere tanto de educación y salud, como de capacitación y, sobre todo, "empleo bien remunerado", pues está inmiscuida en una "sociedad de servicios", en la que el trabajo físico desaparece.

El magnate de los negocios, de 82 años, insitió en que ejemplos en el mundo hay, países donde se reduce la semana laboral a cuatro días, y advirtió que es insuficiente, pues no abren nuevas oportunidades, pero con "tres días podría duplicarse el empleo en donde esto ocurra".

Asimismo, subrayó que esta nueva sociedad también exige lucha contra la pobreza y la ignorancia, no por cuestiones éticas, morales o justicia social, sino "una necesidad económica de esta nueva civilización".

Finalmente, refirió que los nuevos empleos deberán apuntar a sectores como la educación, la cultura, el entretenimiento y el turismo, entre otros más.