buscar noticiasbuscar noticias

Victoria Beckham: 25 años comiendo lo mismo

La esposa del exastro inglés, David Beckham, reveló que cuando ella no está se da su banquete; por algo luce espectacular

Victoria Beckham saltó a la fama cuando formó parte de la mundialmente conocida girl band Spice Girls, surgida a mediados de los 90, desde entonces ha permanecido vigente en el medio.

Y es que la también modelo y diseñadora está casada con el astro inglés David Beckham, conformando una de las parejas más sólidas del espectáculo.

Victoria Beckham: 25 años comiendo lo mismo
PUBLICIDAD

Y es que la también modelo y diseñadora está casada con el astro inglés David Beckham, conformando una de las parejas más sólidas del espectáculo.

PUBLICIDAD

A casi tres décadas de su paso por la agrupación, Victoria luce espectacular, y pese a haber tenido varios embarazos, su figura es envidiable.

Pero ello no es obra de la casualidad, reveló su amado David en el podcast River Cafe Table 4, sino de lo estricta que es con su alimentación, pues desde hace 25 años come exactamente lo mismo.

De acuerdo con el exfutbolista, la restrictiva dieta de su esposa consiste en pescado a la plancha, acompañado de verduras.

imagen-cuerpo

Explicó que han tenido algunos probelmillas con eso, ya que, a diferencia de ella, él prefiere un buen vino y una deliciosa cena.

Asimismo, calificó como "desafortunado" que su mujer comiera lo mismo por dos décadas y meda, pues choca con los gustos de él, algo que sabía desde que la conoció.

Sin embargo, Victoria hizo una modificación durante su dieta, y fue durante el embarazo de su hijo Harper.

"La única vez que probablemente probó algo que estaba en mi plato fue cuando estaba embarazada de Harper y fue lo más increíble. Fue una de mis veladas favoritas. No recuerdo qué era, pero sé que no lo ha comido desde entonces", explicó David.

Asimismo, dijo que cuando está solo en casa, aprovecha para darse gustos que no comparte con ella, y cuando estuvo aislado "se dio vuelo" comiendo carne.

"Me comí dos piezas de carne increíbles. Uno era un T-bone y tomé un poco de wagyu inglés. Me serví una copa del más increíble vino tinto. Me di ese gusto porque estaba solo y con ganas de ver el fútbol por la tarde".

Respecto a sus hábitos alimenticios, Victoria reconoció que pueden ser una pesadilla en los restaurantes que frecuenta, pues no come carne, lácteos y en su plato jamás hay aceite o mantequilla.


PUBLICIDAD