buscar noticiasbuscar noticias

Ellos son los famosos estafados por empresario suicida de Jalisco

A través de un video, Luis Oswaldo Espinoza Marín confesó haber defraudado a sus clientes y posteriormente se suicidó

Sobrepasado por las enormes deudas que adquirió por hipotecas que a raíz de la pandemia no pudo saldar, el sábado el empresario y abogado egresado de la Universidad de Guadalajara, Luis Oswaldo Espinoza Marín, propietario de la inmobiliaria Asesores Jurídicos Profesionales (AJP), ubicada en Jalisco, sacó a redes un video en el que confesaba su delito y cuando los agentes llegaron a un cateo a su domicilio, les disparó y luego se pegó un tiro: murió en el acto.

Ellos son los famosos estafados por empresario suicida de Jalisco

El hombre de negocios incurrió en multimillonario fraude en perjuicio de 130 personas, deudas que no pudo pagar y por las que fue demandado.


Y es que Espinoza Marín usaba el dinero que recababa de inversionistas para ciertos proyectos, los canalizaba a otras actividades que nada tenían que ver con el ramo.

El hombre, además de tener nexos políticos, entre los que se encuentra el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, también contó entre sus clientes con personalidades de la farándula y el deporte nacional.

imagen-cuerpo

LOS FAMOSOS AFECTADOS

Los famosos que se rindieron "a los encantos" del empresario, son Mauricio Ochmann, Mauricio Islas y el director técnico, Miguel "El Piojo" Herrera.

También Christian Nodal, Pablo Montero, Vadhir Derbez, la conductora de televisión, Eli Castro, y el director técnico Rubén Omar Romano, así como el diputado federal, Gustavo Macías Zambrano.

Por otra parte, Espinoza Marín fungió como tesorero de la agrupación Apadrina un Trasplante, la cual fundaron Ochmann, Islas y Herrera, hace algunos años y que se enfoca en salvar vidas mediante la donación y el trasplante de órganos y tejidos.

Aunque ninguno de los famosos ni políticos se han manifestado al respecto, la fundación en su página oficial no ha emitido comunicado alguno.

No obstante, las denuncias en contra de la inmobiliaria AJP aumentan, al grado de que son 208, y se cree que el fraude supere los 100 millones de pesos.

imagen-cuerpo

CÓMO OPERABA ESPINOZA MARÍN

De acuerdo con la investigación, inicialmente el empresario entregaba cada mes el dos por ciento de lo invertido por sus clientes, que al año era 24 por ciento; pero como a todos les pegó, la pandemia de Covid-19 mermó su negocio al grado de que en los últimos meses no pudo pagar sus compromisos, momento en que los afectados se dieron cuenta que no tenían registro de lo que hacía ni tenían dónde localizarlo.

Rebasado por su propio engaño, a través de un video pidió perdón a los clientes por haber sobrehipotecado las propiedades, y eximió de responsabilidad a su familia.

“No puedo seguir adelante, todo el dinero que me dieron de inversiones está invertido en bienes raíces que están hipotecados; ni mis familiares, ni mis compañeros de trabajo, ni mi esposa, ni mis hijos, a quienes pido perdón igual que a mis clientes, utilizaron de manera fraudulenta los recursos, el responsable, éticamente, civil, penal e histórica soy yo”, explicó, y se dijo destrozado por haberlo perdido todo.

imagen-cuerpo