buscar noticiasbuscar noticias

Una esperanceña triunfa en Japón

Rinden homenaje por su trayectoria académica

Originaria de la comisaría de Esperanza, Marcela Lamadrid Cruz, desde muy pequeña descubrió su amor por la enseñanza, vocación que la llevó a trasladarse primero a Escocia y después a Japón, donde radica desde hace más de 30 años.

Una esperanceña triunfa en Japón

Luego de terminar la licenciatura de Educación en Guadalajara, Jalisco, y contraer matrimonio con un japonés, viajó a Escocia, donde realizó sus estudios en la Universidad de Edimburgo; también cursó en la Universidad de Salamanca, España.

Noticia Relacionada


Sin embargo, su destino fue vivir en Tokio, la capital nipona, y en ese país nuevamente amplió sus conocimientos, pero en esa ocasión en la Universidad Seikei.

Aun con los desafíos que representa abrir un espacio académico en el extranjero, actualmente es directora y fundadora del Centro Educativo Marce Internattional en Tokio, cuya enseñanza es de inglés y español para japoneses, y japonés para los foráneos.

A pesar de todo el éxito en su vida, narró que sufrió una irreparable pérdida tras la muerte de su hija, una pequeña de nombre Yulina, quien falleció a los 5 años 5 meses debido a que tenía de síndrome de Edwards.

imagen-cuerpo

Para superar el "trago amargo", comentó que recibió ayuda espiritual en la Iglesia de San Ignacio, ubicada en Tokio; aún en el proceso de duelo se armó de valor para continuar con fuerza al lado de sus hijos, quienes ahora son una mujer de 28 años y un joven de 23.

"Estando allá es cuando reafirmé mi espiritualidad: todos nos vamos a morir, pero hay que estar cerca de Dios, que es lo más grande, y mucha gente, sacerdotes y monjas, me ayudaron", expresó.

Lamadrid Cruz comentó que se divorció de su primer matrimonio, y aunque el proceso de separación fue complicado, volvió a conocer a su nuevo esposo, también de origen japonés.

Recordó que, como muchos esperanceños, sus estudios iniciales los desarrolló en la Escuela Primaria Ruffo E. Vitela; posteriormente entró a la Escuela Secundaria Manuel Robles Tovar y continuó la preparatoria en Cobach No. 1.