buscar noticiasbuscar noticias

Tiene su propio cuento Callejón de la Inclusión

Fue escrito por Lupita Humildad y Javier Hernández, el cual se encuentra representado en el mural más grande de los que conforman el sitio

Los colibríes forman parte de los murales que dan vida al Callejón de la Inclusión. Estas coloridas aves tienen su historia que será contada a través de un cuento con el que se busca concientizar sobre la discapacidad.

Y es que, en uno de los patios de las casas, nacieron dos colibríes, Ojo y Piquín, que necesitaron de cuidados especiales por complicaciones en su desarrollo. Ambos fueron acogidos por la familia.

Tiene su propio cuento Callejón de la Inclusión
PUBLICIDAD

Y es que, en uno de los patios de las casas, nacieron dos colibríes, Ojo y Piquín, que necesitaron de cuidados especiales por complicaciones en su desarrollo. Ambos fueron acogidos por la familia.

PUBLICIDAD

El cuento fue escrito por Lupita Humildad y Javier Hernández, el cual se encuentra representado en el mural más grande de los que conforman el Callejón de la Inclusión y será publicado en formato físico para llegar a más personas.

"Es un mensaje de valentía e inclusión, la persona que tiene discapacidad siempre mueve a muchas personas satélites y la idea es entender que a cada quien se le da lo que necesita", expresó Humildad.

El cuento, que será publicado en una versión digital y física, narra desde el nacimiento de las aves hasta su partida. Sin embargo, lo más destacable es la reflexión sobre las enseñanzas que dejaron en su paso por el callejón Haití.


PUBLICIDAD