buscar noticiasbuscar noticias

"Tapitas por sonrisas de los niños y niñas"

Estudiantes instalan en Itson Náinari corazón para recolectar roscas y apoyar FAI en la educación de niños en condiciones vulnerables

Estudiantes del Instituto Tecnológico de Sonora de la materia Cultura de la Legalidad, decidieron unirse al Programa "Tapitas Por Sonrisas" de la Fundación de Apoyo Infantil (FAI), mediante el cual se apoyan los programas de educación donde FAI tienen presencia.

"Tapitas por sonrisas de los niños y niñas"

El objetivo es dar valor agregado a lo que las personas llaman desperdicio y poder convertirlo en materia de reciclaje para que se obtengan recursos con qué ayudar a las niñas, niños y adolescentes que están en los proyectos de esta fundación.

Noticia Relacionada


El equipo está conformado por Melanie Acuña y Bárbara Reveles, de Ingeniería Industrial y de Sistemas; Alec Fox y Jorge López, de Ingeniería Química; Jennifer Reyes, de la Licenciatura en Contaduría Pública, y Alfonso Rubio, de Ingeniería Electrónica.

Priscila López Hernández, directora de FAI Sonora, agradeció a los estudiantes por la decisión de apoyar esta causa.

FAI busca garantizar el cumplimiento de los derechos de las niñas, niños y adolescentes para que tengan una educación de calidad.

La idea de contactar a la Fundación surgió deun grupo de seis alumnos de la materia Cultura de la Legalidad, impartida por el profesor, Teodoro Rafael Wendlandt Amezaga, jefe del Departamento de Ciencias Administrativas, para contribuir con la causa de recolección de tapitas y ayudar mejorar la calidad y condición de vida de las y los menores.

Por parte de Itson se indicó que esta materia busca el compromiso social y ético de los estudiantes a través de cuatro unidades de competencia: identificación de problemas, fortalecimientodel Estado de Derecho, realización de análisis y por último, la aplicación de acciones. Con el resultado de tener un impacto en la responsabilidad social universitaria.

Finalmente, manifestaron sentirse contentos de poder realizar este proyecto, del cual han tenido muy buena respuesta de sus compañeros y de quienes integran la universidad desde el inicio la campaña de recolección, por lo que invitaron a seguir contribuyendo donando sus tapitas de plástico y colocarlas dentro del corazón, ubicado en el edificio 200 del Campus Náinari, detrás de la caseta de vigilancia de la calle Antonio Caso.