buscar noticiasbuscar noticias

Entregan a sus hijos al descubrir que mataron a una abuelita

El crimen de los jóvenes fue tan atroz, que llevaron arrastrando a la mujer por la puerta del conductor hasta que se le desprendió una extremidad

Padres de familia quedaron en shock al descubrir que sus hijos, adolescentes, habían participado en un robo violento a una anciana, a la que además de despojarla de su vehículo, la arrastraron varias cuadras, hasta que su brazo, que había quedado atrapado en el cinturón de seguridad, se desprendió.

Entregan a sus hijos al descubrir que mataron a una abuelita
PUBLICIDAD

Sin embargo, al tener conocimiento del atroz incidente, los papás de los delincuentes los entregaron a las autoridades.

PUBLICIDAD

Los delincuentes nunca se dieron cuenta que sus movimientos fueron grabados por cámaras de videovigilancia colocadas en Mid City el edificio donde su víctima vivía.

El incidente se registró el lunes, en calles de Nueva Orleans, Estados Unidos, y en él participaron cuatro jóvenes; la víctima es Linda Frickey, vendedora de seguros de 73 años de edad, quien estaba a una semana de jubilarse para pasar más tiempo en familia.

EL ASALTO

De acuerdo con imágenes de las cámaras de seguridad, del edificio donde trabajaba la mujer, los jóvenes están parados en la intersección de las calles donde se encontraba estacionado el auto de Linda.

Luego, se separan: uno de ellos por la acera de enfrente, mientras que los otros se pasan por la otra, con los rostros cubiertos con tapabocas y con sudaderas y corros.

Cuando Linda está a punto de marcharse, los delincuentes se apresuran y abordan el carro de diferentes puertas, provocando el terror de la mujer y la agresión de los jóvenes, que logran someterla, encender el auto y huir.

De acuerdo con la Policía, las imágenes de la muerte de Laura fueron suprimidas de todos los videos dados a conocer, pues fue tan atroz, ya que en la huida, la víctima quedó atorada en el cinturón de seguridad, pendiendo por fuera del vehículo, por lo que fue arrastrada varias cuadras, hasta que el brazo se desprendió y ella quedó en el asfalto malherida, hasta que murió.

Con las imágenes de los videos, las autoridades difundieron el incidente y pidieron a la población identificar a los agresores, pero jamás pensaron que serían los propios padres quienes los entregarían: todos eran adolescentes.

La Policía de Nueva Orleans expuso que la primera delatada fue una chica de 15 años, y horas más tarde un joven de 17, también entregado por su padres; con él entregaron a otra menor de 16 años, de los que se desconoce la relación con los hechos; finalmente, la tarde del martes, la cuarta implicada fue detenida y resultó una jovencita de 15 años.

Sus identidades quedaron bajo reserva, en tanto se desarrollan las indagatorias, pero quedaron recluidos en el Centro de Intervención de Justicia Juvenil, hasta que se resuelva su situación legal.

Asimismo, todos son imputados por asesinato en segundo grado y lo que resulte.


PUBLICIDAD