;
buscar noticiasbuscar noticias

Drones son ilegales

Carecen de permiso para operar como fumigadores en los valles del Yaqui y del Mayo

Los drones utilizados para fumigar cultivos en campos agrícolas del sur de Sonora son ilegales, puesto que ninguno tiene permiso de la autoridad reguladora de la materia, expresó Rogelio Baldenebro Arredondo.

Drones son ilegales

El presidente de la Asociación de Aerofumigadores Unidos del Yaqui y Mayo manifestó que sostuvo comunicación con el comandante del aeropuerto internacional de Ciudad Obregón, Mario Cruz Silva, quien les hizo saber que ya se notificó de lo anterior a una empresa procedente del Estado de Chihuahua, que había Estado realizando labores de aplicación de agroquímicos en la localidad, la cual ya se retiró.


Asimismo, dijo, el funcionario dependiente de la Dirección General de Aeronáutica Civil les informó que está estableciendo contacto con todas las dependencias que tienen injerencia en la materia, entre estas la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Yaqui y el Distrito de Desarrollo Rural de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), con la intención de realizar una reunión conjunta en la que se dará a conocer la situación en torno a este tema, con la finalidad de que cada una acate la normativa.

Y es que un dron, al volar en el mismo espacio aéreo en el que una avioneta fumigadora realiza su vuelo rasante, y al no tener la capacidad para comunicarse con otras aeronaves, representa un grave riesgo de que ocurran accidentes de fatales consecuencias, motivo por el que la autoridad de la materia no dará autorización para que dichos artefactos no tripulados continúen con sus actividades, afirmó.

imagen-cuerpo

MÁS VENTAJAS PARA LOS AVIONES

Los aviones fumigadores, expuso, tienen varias diferencias con los drones y en todos los casos la comparación es positiva para las aeronaves tripuladas.

Un avión puede fumigar hasta 500 hectáreas por día, contra 70 que abarca un dron, dado que al funcionar con baterías recargables, la carga se les termina en poco tiempo y eso les resta efectividad.

Otra ventaja competitiva, es que un avión puede llevar y aplicar de 50 a 60 litros por hectárea de productos líquidos, contra los 15 litros que podría transportar un dron, además que una avioneta tiene capacidad para aplicar polvos, lo que un dron no puede hacer, agregó.