buscar noticiasbuscar noticias

VIDEO: De buena samaritana a tener sexo con un vagabundo

La mujer tardó horas en volver; el esposo salió y la encontró en su auto con el indigente; el marido la defiende al decir que fue abusada sexualmente

Un extraordinario caso de infidelidad quedó registrado en video en la capital de Brasil, Brasilia, cuando una mujer fue descubierta por su esposa, de 33 años de edad, teniendo sexo con un vagabundo dentro de su auto, un indigente al que salió a ayudar.

VIDEO: De buena samaritana a tener sexo con un vagabundo
PUBLICIDAD

De acuerdo con medios cariocas, el hombre al que le pusieron la de vikingo con un hombre en situación de calle es Eduardo Alves, un entrenador fitness de 31 años.

PUBLICIDAD

El incidente quedó grabado en video, y en las imágenes se ve cuando el hombre llega al carro y se asoma al interior; entonces se da cuenta de que su mujer tenía relaciones con el vagabundo.

Eduardo, furioso, se ve que golpea el cristal e intenta abrir la puerta, hasta que del lado del chofer sale un muchacho desnudo, al que el marido se le va encima a golpes hasta dejarlo inconsciente en la banqueta, mientras en el auto se ve a su esposa vistiéndose.

Después, sale la fémina del vehículo, el esposo la sujeta de un brazo y ella se va hasta el suelo, quedando arrodillada; para entonces, los demás moradores de la casa salen y se percatan de todo.

Cuando el vagabundo volvió en sí, el marido se lo pateó, pero en eso interviene una pareja para calmar los ánimos, hasta que llegó la patrulla.

LO QUE ELLA DIJO EN SU DEFENSA

imagen-cuerpo

Según medios brasileños, el marido afirma que su mujer tuvo un lapso sicótico, pues ella le aseguró que salió para ayudar al vagabundo, pues su interés es apoyar a los menos favorecidos.

Además, dijo que no estaba alcoholizada, y que cuando vio al indigente, que le pidió dinero, en realidad vio "imágenes de su esposo y Dios".

La fémina explicó que, como no tenía en ese momento, el sujeto le pidió ver la Biblia que su esposo le había obsequiado; luego, el tipo le pidió un abrazo, después subieron al auto y acordaron verse en otro sitio.

Cuando los dos estuvieron en el sitio, se dio el encuentro sexual dentro de la camioneta y es en ese momento que el entrenador fitness, quien pensó que su esposa estaba siendo violada, por lo que atacó al indigente.

Sin embargo, cuando estuvieron ante la autoridad, peritos descartaron una violación, pese a que el engañado insistía en que sí había pasado.

A raíz de que el video se volvió viral en redes, los esposos decidieron eliminar sus redes sociales, en la que se aprecia a la mujer dándole libro al vagabundo.

Aún con la versión de la autoridad, el abogado del matrimonio refiere que el sexo no fue consentido, y en tanto el indigente se recupera de la paliza en el hospital, mientras que ella fue internada en una clínica particular.


PUBLICIDAD