buscar noticiasbuscar noticias

Madre da en adopción a su hijo y años después se enamoran

"Esto no es incesto, es atracción sexual genética", explicó la mujer, en un intento de justificar su relación

Cuando tenía 19 años de edad, una estudiante universitaria quedó embarazada; una semana después del nacimiento de su hijo, optó por darlo en adopción. Ese niño creció, se casó y formó una familia; sin embargo, 29 años después, madre e hijo se reencontraron y ambos desarrollaron un vínculo totalmente opuesto a la lógica humana, ya que ahora "tienen relaciones sexuales alucinantes". Ahora, a la pareja "se la ha tragado la Tierra".

Madre da en adopción a su hijo y años después se enamoran
PUBLICIDAD

Se trata de la pareja formada por Kim West, de 57 años de edad, y Ben Ford, de 38, quienes dieron a conocer al mundo su "inusual" relación.

PUBLICIDAD

Kim creció en Islington, Londres, pero al momento de embarazarse estudiaba en California, Estados Unidos.

En 2016, la pareja publicó su incestuosa relación en el periódico británico The New Day; entonces afirmaban que, desde el primer momento de conocerse, sintieron una enorme atracción.

imagen-cuerpo

Ben contó que estaba casado con una mujer llamada Victoria, pero un día decidió que debía conocer a su verdadera madre, y que “cada vez que tenía relaciones con mi esposa, me imaginaba que era mi madre, sino no hubiese podido excitarme”, contó el sujeto.

Para el 2013, Ben le escribió a Kim y le pidió verse; tuvo que pasar un año para que la reunión se concretara, la cual ocurrió en un hotel, donde celebraron el momento con una botella de champaña y después sostuvieron relaciones sexuales.

Tres días después del reencuentro, el hombre le dijo a su esposa que ya no la quería y que se iría a vivir con su mamá.

Para rematar la relación con victoria, éste le confesó que el sexo con Kim era buenísimo. “Tenemos un sexo alucinante”, le dijo.

Cuando se contó su historia, la pareja fue bombardeada por los internautas, pues dijeron que era una relación incestuosa, anormal; no obstante, la madre Kim se justificó al decir que el sexo que tenía con su hijo era Atracción Sexual Genética, término que describe la atracción sexual entre personas genéticamente cercanas, en primero y segundo grado.


PUBLICIDAD