buscar noticiasbuscar noticias

Arrolla a peatón y se lleva el torso en el cofre hasta su casa

El hombre, que conducía borracho, ni cuenta se dio que partió a su víctima y se llevó la parte del cuerpo

Es un hecho: alcohol, celular y volante no se llevan para nada, pues la torpeza provocada por las bebidas etílicas y la distracción que el teléfono móvil genera provocan accidentes de consecuencias terribles, como en el que se vio envuelto Julio Edwin Jiménez Rosario.

Arrolla a peatón y se lleva el torso en el cofre hasta su casa
PUBLICIDAD

El joven de 28 años de edad conducía tan alcoholizado, que ni cuenta se dio que atropelló a un peatón, cuyo cuerpo se partió, y el torso se lo llevó en el frente hasta llegar a su casa.

PUBLICIDAD

Los lamentables hechos se registraron en la carretera PR-3 en la ciudad de Río Grande, Puerto Rico; el responsable ya fue arrestado.

De acuerdo con las autoridades boricuas, Julio Edwin conducía por la carretera, cuando de pronto embistió a un hombre que cruzaba la cinta asfáltica.

Fue tan brutal el golpe, que el cuerpo de la víctima se partió y murió instantáneamente; Jiménez Rosario jamás detuvo la marcha y, sin darse cuenta, lo llevó todo el tiempo encima del carro, hasta que llegó a su casa.

Cuando llegó la Policía, se le practicó la prueba de alcoholemia y el resultado fue de 0.19%, excediendo el doble el límite permitido, el cual es de 0.8%, por lo que las autoridades procedieron a arrestarlo y turnarlo ante la autoridad competente.

imagen-cuerpo

PUBLICIDAD