buscar noticiasbuscar noticias

Ofrece IMSS $88 mil a joven tras error al amputarle las piernas

Vanessa Dib denuncia que "es una burla" la indemnización que la institución pretende darle, pues no le alcanza para pagar ni una prótesis

Vanessa Dib Velázquez, la joven de 27 años que en 2018 sufrió la amputación de sus piernas por una negligencia médica en el IMSS de Querétaro, denuncia que la institución pretende indemnizarla con 88 mil pesos, lo que califica como "una burla".

Ofrece IMSS $88 mil a joven tras error al amputarle las piernas

La mujer refiere que en 2018 acudió a la clínica a que le retiraran el Dispositivo Intrauterino (DIU), que le habían colocado en mala posición; sin embargo, todo terminó en una terrible desgracia, pues además de la amputación de sus extremidades, le retiraron la matriz y le extirparon un ovario.

Entre lágrimas, Vanessa aseguró que la suma que el IMSS pretende darle no le alcanza para nada, ya que las prótesis cuestan entre 70 y 150 mil pesos cada una.


"Me da mucho coraje que me quieran dar 88 mil pesos por la reparación del daño, les pregunto ¿eso vale la pierna del doctor?", mencionó.

"Durante más de tres horas me dejaron expuesta en el quirófano, hasta que un camillero me cerró las piernas y me llevó a recuperación; sin embargo, el daño ya estaba hecho, pues una bacteria ya se había alojado en mi organismo", relató.

imagen-cuerpo

La joven manifestó que ha tenido que adaptarse y buscar la manera de percibir ingresos para la manutención de sus hijos, que dependen al cien por ciento de ella, por lo que ha vendido ropa y dulces, ha realizado rifas y comenzó a tomar cursos de aplicación de uñas y pestañas.

Ante la situación de Vanessa, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) intervino, y señaló que no se le brindó atención adecuada y oportuna; además, tanto el tratamiento como el seguimiento médico fueron inadecuados, tras colocar un DIU "traslocado", es decir, en mala posición, mismo que provocó una fuerte infección generalizada, que la llevó a un paro cardiaco, con reanimación asistida durante 30 minutos.

La CNDH indicó que la institución debe brindar a la joven atención médica de por vida, como consecuencia de las secuelas que presente y su discapacidad permanente; asimismo, deberá proporcionarle todos los dispositivos de prótesis requeridos para una forma de vida adecuada y digna.