buscar noticiasbuscar noticias

Cae "La Viuda Negra"; la acusan de matar a esposo e hijastros

Berenice, exempleada doméstica de su marido, fue detenida en Acapulco; el móvil del crimen podría ser quedarse con la fortuna familiar

Luego de estar prófuga por tres años, la mujer identificada como Berenice, fue aprehendida en Acapulco, donde se paseaba por la calle.

Cae La Viuda Negra; la acusan de matar a esposo e hijastros

La captura de quien llaman "La Viuda Negra", se registró el miércoles por la tarde, y se le imputa el asesinato de su esposo y de sus hijastros con el fin de quedarse con la herencia en total.

Su detención se registró luego de que una persona la identificara en el puerto guerrerense y lo reportara a la Policía.


EL CRIMEN

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) los hechos ocurrieron en abril de 2019, cuando el empresario Jacobo Quezada, de 51 años de edad, y sus hijos, Patricia y Jacobo, de 26 y 25, respectivamente, fueron acribillados en el gimnasio Muscle Factory Gym, ubicado en la Alcaldía Gustavo A. Madero.

Como si de una novela se tratara, Berenice se relacionó con la familia en 2003, cuando empezó a trabajar como empleada doméstica del hombre de negocios, quien tenía una enorme colección de autos de lujo, entre ellos un Grand Marquis, Corvette, Mini Copper y Mustang, así como dos motos.

Poco después de entrar a laborar, el empresario y la empleada se enamoraron y casaron; sin embargo, señalan que la fémina le fue infiel a su esposo con su propio hijastro, después con un entrenador del negocio, lo que llevó al término de la relación y Jacobo Quezada la dejara fuera de sus herederos.

A raíz de ello, y a manera de venganza, Berenica planeó el triple asesinato, por lo que el día del crimen llegó al gimnasio, ubicado en la colonia Residencial Zacatenco.

Ahí distrajo al gerente para que entraran dos personas armadas, quienes mataron a quemarropa a su esposo, dueño del lugar, y luego sobre sus hijastros Patricia, administradora de los bienes de su papá, y Jacobo, que cursaba la carrera de Derecho y era jugador de futbol americano.

Un día después del triple homicidio, Berenice fue detenida por agentes investigadores y presentada ante el Ministerio Público, pero como la aprehendieron si orden de detención, el juez de control calificó la detención como ilegal y la liberó.

Desde entonces, la mujer tomó las propiedades de su esposo y huyó, hasta el miércoles que se le acabó la suerte.