buscar noticiasbuscar noticias

Así fue el angustiante momento que vivió Alexis Vega en CDMX

El artillero del rebaño platicó el asalto a mano armada que sufrió mientras visitaba a su familia en un complicado barrio

El Club Guadalajara ha pasado por momentos difíciles por la falta de un delantero que guíe al equipo a los triunfos, y sin duda alguna esa sequía de goles que ha atravesado a tenido una mejoría con el notable desempeño de Alexis Vega.

Así fue el angustiante momento que vivió Alexis Vega en CDMX
PUBLICIDAD

Vega es un jugador proveniente de la cantera del "infierno", pero desde su llegada al "Rebaño" ha encajado a la perfección en la maquinaria de Las Chivas.

PUBLICIDAD

Nacido en uno de los barrios muy conflictivos en la Ciudad de México, Santa Isabel Tola, zona que está rodeada por Tepito, Gabriel Hernández, CTM, entre otras; a pesar de ello Alexis logró sobresalir.

Durante una entrevista el delantero rojiblanco relató lo que describe para él como el momento más angustiante de su vida.

Luego de que Las Chivas fueran eliminadas por el León durante el Torneo Guardianes 2020, decidió viajar a la CDMX para visitar a su familia y aprovechar que conociera a su pequeña, pero el momento de algarabía y felicidad durante la convivencia con sus familiares y amigos se vio opacado por la presencia de un sujeto, quien le apuntó con una pistola para robarle sus pertenencias.

"Vivimos en un barrio complicado, que está peligroso. Se llama Santa Isabel Tola, que lo rodea Tepito, la Gabriel Hernández, la CTM, varias zonas que están complicadas ahí en Ciudad de México y como que siento que alguien del mismo barrio dio el pitazo que andaba ahí y entonces como que llegaron de otras zonas y empezaron a andar viendo donde andaba", platicó el futbolista.

Asimismo contó que mucha gente lo admira en la colonia y en agradecimiento, accedía a cada petición de autógrafo y foto que le solicitaban, así transcurrió todo el día alegremente, hasta que alrededor de las 11 de la noche, el ya se quería ir a descansar, pero personas continuaban acercándose a él.

"Vi a un güey de blanco que venía caminando y llegó un momento que lo tuve como a un metro y pasó al lado de mi y lo primero que se me vino a la mente fue ´me va a pedir una foto´ y en eso me jala y me pone la pistola en el estómago y me dice ´dame el reloj´, entonces yo me quedé en shock, espantado y no contesto. Y mi tío le dijo, ´tranquilo, hay niños´, y me encajó más la pistola, mi reacción fue agacharme y ver la pistola y volví a levantar la mirada. Me quité el reloj y se lo di, pero en eso le apunta a mi mujer y le dice, ´dame el reloj tú también´, pero ella se mete corriendo a la casa", comentó.

"Cuando mi mujer se mete corriendo, les dice a mi mamá y mis primos que me estaban asaltando, entonces él ya me estaba jaloneando y yo le pegué en un manotazo y le dije ´ya suéltame, ya te di todo´, me le suelto y el vato me va apuntando de frente con la pistola, yo iba caminando hacia atrás y la mano le temblaba, entonces chifla y pasa un carro, se sube y se va", finaliza el también seleccionado nacional.


PUBLICIDAD