buscar noticiasbuscar noticias

Síndrome de Down, retos y orgullo

La tarea no termina luego de la escuela, pues hay otras actividades que quienes nacen con esta condición requieren

Tener un hijo Down en casa conlleva retos; sin embargo, se debe tratar a los hijos por igual y ver con normalidad la capacidad diferente de cada uno, expresó Luz del Carmen Romero.

Síndrome de Down, retos y orgullo
PUBLICIDAD

Como madre de Ángel Rubén Ruelas Romero, narró: "Muchas veces el trabajo que se hace en la escuela no nada más es ahí, hay actividades que nosotros podemos apoyar en la casa, por ejemplo si yo le dedico una hora, él avanza el doble que si no le dedicará tiempo.

PUBLICIDAD

"Ya no escribe solo letras, él agarra mis libros de inteligencia emocional, educación financiera, todo ese tipo de bibliografías, tal vez no entienda lo que dice, pero los lee", comentó.

imagen-cuerpo

Félix Jesús Hernández Urzúa, presidente de la Asociación Down Obregón, ubicada en calle Tehuantepec número 201, esquina con Morelos, en la colonia Chapultepec, platicó que como organización civil reciben pocos apoyos gubernamentales o de particulares.

Sin embargo, comentó, es importante que se apoye a quienes trabajan por el desarrollo cognitivo de las personas con Síndrome de Down y de esa manera puedan ser más independientes entre la ciudadanía.

imagen-cuerpo

Hernández Urzúa recordó que según su conocimiento por cada 600 ó mil ciudadanos, uno es persona Down; es decir, Cajeme tiene registro de 440 mil habitantes, y, en promedio, aproximadamente hay mil habitantes con este tipo de síndrome.

Ema Montelongo, coordinadora académica en Down Obregón, indicó que las características físicas de una persona con síndrome de Down son: ojos rasgados, lengua más ancha de lo común y orejas cortas.

Este año, los integrantes de la asociación civil recordaron el día en un local de Cócorit, sobre la calle Pesqueira, en donde disfrutaron de actividades recreativas junto a sus padres y maestros.

imagen-cuerpo


PUBLICIDAD