buscar noticiasbuscar noticias

Pierde familia por las drogas

En su piel, tatuajes, y en sus espaldas lleva un doloroso pasado

En su piel lleva tatuados el nombre de su ex esposa y de sus cinco hijos, mientras que en su espalda carga su doloroso pasado y en su corazón las heridas de una mala decisión que le hizo perder todo.

Pierde familia por las drogas
PUBLICIDAD

José Gómez Armenta, de 42 años de edad, es originario de Navojoa y su destino lo llevó hasta Acapulco, Guerrero, después de una infancia y adolescencia llena de maltrato y abandono, en la que comenzó con sus adicciones.

PUBLICIDAD

"Ya sabes, el pretexto que porque estaba solo, que porque me pegaban y cuando me corrieron comencé a drogarme. Me fui y mi esposa "Negrita" me ayudó a salir de las drogas y yo trabajaba, pero cometí la estupidez de volver a caer y ella vio una jeringa en el baño, entonces me corrió.

"Cuando yo esté listo, quiero regresar, yo si tuviera a mis hijos frente a mi les diría que me arrepiento con todo mi corazón ", dijo mientras sus lágrimas caían en el plato del que comía arroz y pastel de chocolate que encontró en la calle.

José es uno de los cientos de indigentes que se quedan en los viejos edificios abandonados del centro de la ciudad y se dedica a vender plantas.


PUBLICIDAD