buscar noticiasbuscar noticias

Adopción: proceso de gran aprendizaje

En Cajeme se mantienen abiertos nueve expedientes de quienes desean integrar un nuevo miembro a sus familias

Saraí entró al mundo de la adopción junto con su esposo, motivados por la decisión de compartir su amor con quien la vida les tuviera preparado. Desde hace más de un año se encuentran en proceso para concretar la adopción de su pequeña.

Adopción: proceso de gran aprendizaje
PUBLICIDAD

Aun cuando el trámite ha sido tardado al grado de ser desesperante, lo recorrido en familia ha estado lleno de amor y aprendizaje.

PUBLICIDAD

“La integración de nuestra hija ya en familia, ha sido un camino lleno de aprendizaje. Cuando la luna de miel termina, inicia la verdadera enseñanza, los retos y la aceptación para nosotros los papás de que, no somos un producto terminado como lo habíamos afirmado”, dijo.

Expresó que la adopción es un acto de amor y a su vez de responsabilidad absoluta, que se encuentra lleno de emociones que a su vez es complicado por el papeleo y burocracia que implica.

“Es un torbellino que viene a sacudirte, a moverte de tu lugar de confort, una montaña rusa de emociones, es sin duda, un acto de profundo amor incondicional. Es lo más hermoso que la vida nos ha regalado”.

Agregó que actualmente la pequeña vive con ellos, pero es únicamente a través de permisos, ya que siguen a la espera de que legalmente puedan ser los padres de la menor.

PROCESOS ABIERTOS

Al menos nueve menores se encuentran actualmente en el proceso de adopción que lleva a cabo la Agencia Municipal de Adopciones en Cajeme, informó la titular, Edith Alejandra Hernández.

Indicó que actualmente dos menores ya se encuentran conviviendo con sus posibles padres adoptivos, mientras que cuatro están cumpliendo un proceso legal y tres más están por concluir cuestiones administrativas.

“No todos los niños son sujetos a adopciones, muchos se reintegran a sus familias y este también es un proceso que se lleva a cabo” mencionó.

Se han tenido cinco reintegraciones, explicó que esto se da cuando se logra regular la situación familiar de los menores que llegan al albergue Itom-Kari, sin embargo, en caso de que estas no cuenten con las condiciones se inicia un proceso para la liberación de la patria protestad y que inicien su proceso de adopción.

Los adoptantes, dijo, deben cumplir con una serie de requisitos y el perfil adecuado para solicitar iniciar el proceso, tal es el caso de estar casados, avalar concubinato, así como pasar por una serie de pruebas psicológicas y socioeconómicas.

Además, la coordinadora de la Agencia Municipal de Adopciones y Reintegraciones de Cajeme, expresó que las familias interesadas en iniciar un proceso de adopción, pueden acercarse a las oficinas ubicadas en el albergue Itom-Kari sobre el boulevard Las Torres al norte de la ciudad.


PUBLICIDAD