buscar noticiasbuscar noticias

Falta cultura sobre paso a ambulancias

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

Óscar García

El comandante de la Cruz Roja de Cajeme, José Luis Ose­gueda Osegueda, expresó que este problema continúa.

“Vamos con códigos y sirenas, aun así la gente nos ve, y se nos atraviesa. Es muy común que seguido tenemos choques donde casi siempre somos ‘culpables’ nosotros”, manifestó el coman­dante.

Las ambulancias, entre otros vehículos de emergencia, no están obligados a respetar las reglas de tránsito, siempre y cuando lleven su rumbo a un llamado.

Comenta Osegueda Osegue­da, que, en los cruceros, mu­chos conductores que tienen su semáforo en verde, no se detie­nen, incluso hasta aceleran la marcha con tal de ganarle a la ambulancia. Muchas veces los choferes de ambulancias se ven obligados a hacer un alto total con los códigos encendidos.

“Existe una Ley de Tránsito, que dice que cuando un vehí­culo de emergencia, ya sea pa­trulla, bombero, o ambulancia, lleva códigos y sirenas, tiene preferencia, es decir, la perso­na tiene que orillarse a su de­recha para darle preferencia al vehículo, o hacer alto total en los cruceros, incluso, afuera del estacionamiento de ambulan­cias hemos tenido accidentes”, expresó.

La emergencia más frecuen­te son personas con alguna com­plicación de salud.

“Es muy importante pedirle a la ciudadanía que nos apoye dándole el paso libre a la am­bulancia, cumpliendo con el Re­glamento de Tránsito. Cuando se llevan códigos y sirenas es porque lleva a un enfermo o va a atender a un enfermo, y ese enfermo probablemente puede ser algún pariente, o alguien cercano, obviamente se quiere que llegue lo más pronto posible al hospital o que la ambulancia llegue lo más rápido, así que le pedimos a las personas que nos ayuden haciéndose a un lado, y por ningún motivo se nos pe­guen atrás de las unidades, esto sucede regularmente con los familiares del paciente, y con eso que nos ayuden, va a ser mucho.

“Para nosotros la prioridad, es la vida de la persona, y lo que más queremos, es llegar lo más pronto al hospital.

“Muchas veces los segundos son cuestiones de vida o muerte para una persona”, finalizó.


PUBLICIDAD