buscar noticiasbuscar noticias

Empiezan a sentir el rigor: presuntos asesinos de Fátima piden protección

Los presos les hacen unapromesaa Gladis Giovana y Mario Alberto; no toleran su presencia

Gladis Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Nájera empiezan a experimentar el mismo terror que su pequeña víctima, Fátima, vivió cuando cayó en sus manos: el de ver la muerte de cerca.

PUBLICIDAD

Y es que luego de ser entregados por su tía Irma Reyes y quien no pidiera la recompensa de 2 millones de pesos, ahora sienten el rigor de lajusticiacarcelaria, pues dado a que han recibido varias amenazas de los reclusos, solicitaron protección.

PUBLICIDAD

Luego de su detención y vinculación a proceso, ella fue remitida al penal de Santa Martha Acatitla, en tanto que Mario Alberto al Reclusorio Sur.

Y es que, según informaron las autoridades carcelarias, la pareja ha recibido amenazas que les indican quetarde o temprano»” les pasará lo mismo que le ocurrió a Fátima.

Están en un área restringida, pero no van a estar así por mucho tiempo y ahí es donde van a empezar los problemas, porque no van a tener la vigilancia que tienen ahora”, expusieron.

Asimismo, indicó que el hombre ya ha sido agredido por otros presos, dado a los hechos que se le imputan.

RETROSPECTIVA

Como se recordará, el 11 de febrero, la pequeña Fátima fue secuestrada por Gladis Giovana, quien la llevó a su casa, donde Mario Alberto, su esposa la esperaba.

El 14 de febrero, el cadáver de la pequeña, con huellas de tortura y abuso sexual, fue encontrado en un lote baldío.

Luego de investigaciones y con los videos de cámaras de seguridad, se pudo ubicar a la mujer que se la llevó y dónde la mantuvo.

Al ver que la pequeña era buscada, la asesinaron y Mario tiró el cuerpecito de la niña.

Días después, Irma Reyes, tía de Mario Alberto, sin saber qué ocurría, los recibió en su casa, hasta que se dio cuenta que eran buscados.

Los careó y estos le confesaron el crimen, por lo que decidió entregarlos.

Asimismo, el presunto móvil, según Gladis Giovanna, el hombre le habría exigido unregalitoo si no una de sus hijas lo pagaría, por lo que raptó a Fátima.

Ahora, Mario Alberto y Gladis Giovanna son acusados de los delitos de secuestro agravado y feminicidio.