buscar noticiasbuscar noticias

¿Un mundo feliz?

El ser humano ignorante es depredador, lo mismo que el avaro y el egoísta, y de esas especies está casi poblado el mundo

Me da la impresión que a la mayoría de los humanos no les interesa vivir, solo que temen morir. La muerte les da pavor porque no saben lo que es estar muertos, más si alguien les comprobara que difuntos ya nada les va a faltar, que no pasarán hambre y no tendrán deseos sin esperanza, creo que escogerían estar muertos.

Jesús Huerta Suárez
PUBLICIDAD

El ser humano ignorante es depredador, lo mismo que el avaro y el egoísta, y de esas especies está casi poblado el mundo. Acabamos con todo; el agua, la fauna, los mares, los ríos, los valles y todo cuanto nos pasa por delante. Sus mismos hijos son engendrados en lechos de lujuria a lo que llaman amor, y, aun cuando no se conocen a sí mismos ni se dominan, ni se cultivan, se están reproduciendo por todos lados. Ahí están poblando el mundo con el fruto de su egolatría, en el mayor de los casos y ese despecho está provocando que la vida no valga nada, y así,  llorando comienza y así llorando se acaba, como decía José Alfredo. Pero, de repente, la vida, se ve aderezada de momentos de "felicidad" que no es, por lo general, más que el gusto de darse cada quien sus gustos y no otra cosa.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

¿Ves cómo Cada vez nos atrapa más la banalidad, lo superficial, el valemadrismo y el miedo? Y todo esto se nota a nuestro alrededor. En realidad el hombre no ha querido evolucionar y sigue siendo un mero cavernícola en la era digital. Claro, hay sus excepciones y hay personas que nos dan cátedra diaria de cómo debe vivirse una vida de provecho. Gente que hace la gran diferencia entre ser humanos y ser meros entes deambulando por la vida. Los que hacen grandes obras; crean belleza, dan amor, enseñan, cuidan, respetan y despiertan su conciencia, y los que por decisión propia o circunstancial son moustros que mienten, matan, depredan, violentan, humillan, destruyen y representan entidades demoníacas y, este mundo de diferencia entre unos y otros, nos llama a darnos cuenta que un mundo "feliz" (para todos) es una utopía.

Pero, no desistas, y si subir poco a poco cada escalón hacia el despertar de la conciencia es tu objetivo, está perfecto. Sigue adelante, sigue, hasta aquilatar que ahora estás vivo y que ya habrá mucho tiempo para estar muertos.

Jesushuerta3000@hotmail.com