buscar noticiasbuscar noticias

Margarita sigue en campaña

Como si la pandemia no estuviera haciendo estragos o la violencia hubiera desaparecido de golpe, la presidenta del DIF Cajeme, Margarita Vélez De la Rocha, sale arobar cámaracon la presentación de un informe de labores que no cumplió con el protocolo de sanidad para este tipo de actividades.

Pero es que a la primera dama de Cajeme le urgía esta pasarela porque anda en plena campaña, al igual que Omar Serna Córdova, gerente de la Central Camionera.

Y en ese periplo, se le olvida que no está el horno para bollos con acciones como esa de acarrear, literal, a los beneficiarios de los buenos programas del DIF para que fueran promotores de lo que la aspirante a la candidatura de Morena a la alcaldía ha hecho al frente de la dependencia.

Uno está de acuerdo en que desde el DIF se realizan las más nobles de las tareas de una administración municipal. Ni quien lo dude. Pero una cosa es realizarlas y otra forzar los tiempos para, en medio de una pandemia, salir acacaraquearlasen aras de reflejarse en la agenda electoral.

Eso, aquí y en China, además del cinismo, refleja desdén hacia lo que pueda pasarle a los asistentes a ese encuentro debido a los contagios de un coronavirus que no termina de irse sino que, por el contrario, se empecina en ofrecernos unasegunda vuelta”, como si con la primera no hubiera sido suficiente.

Testigos del informe, en vivo o a través de las redes sociales, para los que contrató al mayor número de sus amigos que transmiten a través de espacios sin credibilidad, sostienen que el discurso estuvo lleno de cifras pero ausente de emociones, con posturas acartonadas.

Como que a sus asesores les falta pulirla para que se suelte de manera natural a hablar, sin aquellos instrumentos en los que deba leer porque eso, de plano, no es lo suyo.

Hubiera despertado mejores ánimos darse una vueltecita en el trenecito del Parque Infantil, sede del informe.

También se cuestiona que se haya colgado actividades como la de los callejones en los que, según se vio, fue la desaparecida Secretaría de Imagen Urbana la principal promotora de mejorar nueve de esos sitios en favor de la comunidad.

Lo malo es que al salir Ovidio Villaseñor de esa dependencia, el programa se abandonó y se ve difícil que la administración municipal llegue a los 100 callejones restaurados, como se prometió al inicio de esas tareas.

El dejo electoral del informe se dejó escuchar cuando dijo que en el futuro cercano estará cerca de la población y que aprovechará las trincheras por venir para seguir sirviendo.

Y no lo duden: Hay Margarita para rato y que muchas cosas buenas están por venir”.

Vistas así las cosas, sería bueno también que Serna Córdova, otro pretendiente de la misma candidatura, saliera a dar un informe sobre sus pasos en la Central Camionera, con todo y los detalles de las sospechas acumuladas de que ahí los recursos públicos se han llevado a gastos que no eran necesarios ni para lo que estaban destinados y que hoy tienen en números rojos a la administración del inmueble.

Pero, en fin, el problema radica en que con tal de figurar para ser tomados en cuenta como posibles candidatos, la primera dama y el cuestionado gerente de la terminal, anden usando recursos y puestos públicos.

Lo mejor sería que renunciaran a sus actividades públicas y desde sus trincheras ciudadanas trabajaran por lo que desean. 

O qué: ¿no son distintos a los que se fueron?

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx