buscar noticiasbuscar noticias

Corre con su bebé muerto en brazos, acusa al padre de ello y se retracta

En el juicio, el papá de la nena se declara inocente, pero acusa a oficiales de Policía de haberles intentado sacar dinero para reclasificar el fallecimiento de su niña

Un hecho por demás extraño se registró el 24 de octubre de 2019 en un hotel de 5 estrellas de la ciudad de Almaty, en Kazajstán, donde una mujer que corría con su niña en brazos se desvaneció luego de acusar a su esposo, un piloto de avión, de la muerte de la pequeña.

La presunta afectada resultó Madina Barakat, de 23 años, quien pidió auxilio al personal del hotel InterContinental para que la auxiliaran con su beba, Sophia, de tan sólo un año de edad.

Corre con su bebé muerto en brazos, acusa al padre de ello y se retracta
PUBLICIDAD

De acuerdo con medios kazajos, Madina llegó al mostrador gritando que su esposo había matado a su hija, luego subió a la niña y se desmayó, por lo que fue asistida por los empleados, quienes las llevaron a ambas a un sillón.

Rápidamente, el personal llamó a la Policía y a emergencias, que cuando llegaron determinaron que la pequeñita había fallecido.

Cuando Madina volvió en si acusó de nuevo a su marido, Mohamed Barakat, de 41 años, piloto de un Airbus A330 de Hong Kong Airlines, de haberla matado a golpes y además dijo que tenían drogas en su habitación.

La autoridad se dirigió a donde Mohamed, quien permitió una revisión exhaustiva del cuarto, pero no encontraron nada.

Cuando el padre habló con la Policía, dijo que Sophia había sufrido un ataque epiléptico, un accidente, en la misma habitación.

Expuso que la salud de la niña era una condición conocida por los médicos de Hong Kong y en Malasia, donde era tratada y donde él era sometido a controles de salud como piloto.

JEFE POLICIACO PIDE DINERO PARA RECLASIFICACIÓN DE LA MUERTE

Por otra parte, acusó que un alto jefe policiaco kazajo le exigió 60 mil dólares para cambiar el cargo de homicidio por muerte accidental.

Durante el juicio, el tribunal observa las imágenes de lo ocurrido y, en caso de encontrar culpable al piloto, podría pasar 20 años en la cárcel y de paso perder su licencia como piloto.

Mohamed dijo que no recordaba lo que le ocurrió a su hija, y que jamás podría haber tocado un cabello de su cabeza, ni en su sano juicio o si lo hubiera perdido.

Asimismo, las pruebas practicadas al padre determinaron que no había consumido drogas o alcohol, pero que un policía le exigió a su esposa mil dólares para encubrir la muerte como accidente.

MADINA SE RETRACTA

Finalmente, cuando la madre de la menor fue confrontada, ésta negó rotundamente la idea de que su esposo hubiese asesinado a golpes a la pequeña.

"No creo que mi marido haya matado a nuestra hija, ya que no hay razones ni motivos", puntualizó la mujer.

imagen-cuerpo