Article inline ad

También el canal que mantenía en YouTube le fue suspendido; el hombre niega el Holocausto e incita al racismo

La plataforma de Twitter se está tomando muy en serio los pos que atenten contra la dignidad de las personas.

Por ello, hasta el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido suspendido, por sus comentarios y publicaciones.

Dispuestos a seguir con su política de no agresión, Twitter suspendió permanentemente la cuenta de David Duke, líder de uno de los grupos supremacistas más atroces: el Ku Klux Klan.

El hombre abrió su cuenta en 2009 y desde entonces se hacía de seguidores, hasta llegar a los más de 50 mil.

Y es que Duke publicó tuits que incitan al racismo y al antisemitismo, aunado a desinformación respecto a la pandemia de Covid-19 y calificaba de “héroes” a quienes no usaba cubrebocas.

Además, el líder supremacista enlazaba videos que niegan el Holocausto nazi y ha dicho que en Estados Unidos el racismo sistémico.

Twitter sanciona las reglas de de comportamiento, incurriendo en actuaciones violentas y que incitan al odio.

Pero no nada más Twitter lo censuró, también la plataforma de videos YouTube, por acciones similares.