Article inline ad

La pequeña genio de 12 años de edad se hace acreedora a un premio de 20 mil dólares; una parte la compartirá con sus hermanos, quienes le ayudaron

“Mamá, tú piensas que es imposible. Yo puedo hacerlo”, le dijo una pequeña de 12 años a su mamá justo antes de inventar un dispositivo que ayudaría a los automovilistas a no morir de un golpe de calor.

Se trata de Lydia Denton, quien con su invento se ganó el premio de 20 mil dólares ofrecido por el certamen Citgo Fueling Education Student Challenge.

Explicó que estaba preocupada porque el que las personas mueran por calor al interior de los autos es algo que ocurre con frecuencia.

“A nadie se le ha ocurrido una manera barata para poder solucionarlo, algo que la gente se pueda permitir”, declaró en un programa de televisión.

Por ello desarrolló un aparato que llamó “Beat the heat car seat”, el cual consiste enun detector de presión que se coloca en el asiento del automóvil y se activa cuándo algo de más de 10 kilos está en el interior.

Inmediatamente el invento empieza a medir la temperatura, y cuando alcanza el límite de 39 grados Celsius, emite una alerta a los propietarios del vehículo y a emergencias.

Al momento de su desarrollo, el dispositivo tiene un costo de 56 dólares; sin embargo, espera comercializarlo el año entrante.

En cuanto al premio de 20 mil dólares, dijo Lydia, una parte la disfrutará con sus hermanos, quienes le ayudaron a crear el aparato, en tanto que la otra la invertirá para mejorar su invento.

“Los niños no saben lo que es ‘imposible’. Sueñan a lo grande. Lydia me lo ha demostrado una y otra vez”, explicó la mamá de la pequeña genio.

Citgo Fueling Education Student Challenge es un certamen que buscan incentivar en los niños aplicar lo que aprenden de matemáticas, ciencia, ingeniería y tecnología, a fin de que desarrollen soluciones para su día a día.