Article inline ad

300 tiangueros de Navojoa tienen dificultades para poder generar ingresos después de que se dictaminara la cuarentena por la pandemia a causa del coronavirus (Covid-19), informó la presidente de la Unión de Tiangueros, María Jesús Otañes Hurtado.

Por: Jesús Alejandro Quintero

Indicó que se solicitó permiso con la alcaldesa para poder reabrir los tianguis los días lunes y sábados, permiso que fue concedido, pero única y exclusivamente para los puestos que sean esenciales, que son solamente alrededor de diez establecimientos.

“Son pocos y corren el riesgo que no vaya gente, por eso hemos decidido que todos parejos abriremos cuando se pueda, ya que baje el semáforo, pero por mientras hemos batallado bastante porque la situación está muy difícil”, explicó la coordinadora.

Lamentó que no han recibido algún tipo de apoyo por parte de los gobiernos estatal y federal, mientras que adquirieron algunas despensas por parte de las autoridades municipales, las cuales fueron distribuidas entre los tiangueros más vulnerables.

“Eso lo ha complicado aún más, porque ningún apoyo federal ni estatal hemos recibido. Vemos que esto no tiene fin y que cada vez alargan más la cuarentena y contingencia, por lo que debemos adaptarnos a la situación para poder volver a trabajar”, señaló.

Otañes Hurtado comentó que algunos tiangueros han decidido poner sus puestos en sus casas, mientras que algunos otros hacen ventas a través de Internet; sin embargo, los ingresos no son los mismos y se les ha dificultado por no tener los recursos para la solvencia de las necesidades básicas.

“Algunos ya hemos usado el dinero guardado para comprar mercancía, porque los recibos no dejan de llegar y tenemos que comer. Urge que podamos regresar a trabajar, ya no podemos estar tanto tiempo así”, exteriorizó.

Agregó que gran parte de los vendedores que forman parte de la Unión de Tiangueros son personas de la tercera edad, por lo que ellos tendrán más dificultades para reinstalarse por la vulnerabilidad en la que se encuentran ante la enfermedad.

“Vamos a ver cómo se pone todo en dos semanas más, ojalá que baje el semáforo y podamos retomar actividades. Usaremos todas las medidas de sanidad necesarias para poder ubicarnos de nuevo. Inicialmente en el tianguis sabatino en el estadio de beisbol y los lunes en la colonia Tierra Blanca”, puntualizó.