Article inline ad

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, (CEAV), pagar 10 millones de pesos a la familia de una menor fallecida en el incendio de la guardería ABC, ocurrido en Hermosillo, Sonora, el 5 de junio del 2009.

Además, ordenó recuantificar una suma para reparar plenamente el daño. En la sesión del pasado miércoles, la Primera Sala aprobó -por mayoría de cuatro votos, de cinco- el proyecto del ministro Juan Luis González para amparar a María de Jesús, mamá de la pequeña Paulette, sobre las medidas de reparación del daño.

En la propuesta presentada ante los ministros de la Primera Sala, el ministro González Alcántara Carrancá señaló que los jueces constitucionales se encuentran constitucional y legalmente facultados para la recuantificación del monto correspondiente.