Article inline ad

Fue una simple reunión familiar, unas 30 personas yendo de cena para celebrar una boda. La mitad de ellos terminó con coronavirus.

El alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti contó la anécdota el miércoles mientras California cancelaba la reanudación de actividades económicas en gran parte del estado luego de un resurgimiento de las infecciones de COVID-19.

El gobernador Gavin Newsom ordenó el miércoles el cierre de bares, viñedos, museos, salas de cine y la suspensión de servicio dentro de restaurantes en casi todo el estado por tres semanas, suficiente tiempo para determinar si esas acciones contienen de nuevo la diseminación del virus.