Article inline ad

Las condiciones en que vivía el pequeño en la casa del horror eran terribles, además de que estaba en el interior con animales exóticos

Lo que debería ser el lugar más seguro para los niños y la familia en sí, muchas veces se convierte en un sitio de horror, como el registrado en Estados Unidos, donde un terrible hecho fue descubierto por la Policía.

Oficiales del condado de Henry, Tennessee, quedaron perplejos cuando durante un investigación a una vivienda, en la sala de estar descubrieron a una jaula para perros, de 1.2 metros de ancho por 1.2 de largo, y en su interior, entre excremento y orina, un niño pequeño de año y medio de edad, en compañía de varios animales.

Los responsables fueron identificados como Heather Scarbrough, 42 años, y T.J. Brown, de 46, padres del menor, así como el abuelo Charles Brown, de 82, a quienes también les encontraron 20 armas y 127 plantas de mariguana.

Las especies encontradas junto al pequeño fuero 8 serpientes, entre ellas una boa, así como varios cajones con ratones; además, la casa, que estaba llena de excremento, orina, basura y cucarachas, 20 perros corrían libremente.

Asimismo, afuera de la vivienda, pero en los límites de la propiedad, fueron encontrados pollos, conejos, periquitos y gatos.

Los arrestados fueron acusados de abuso infantil agravado, crueldad animal y posesión de drogas y armas.

Si deseas recibir nuestras noticias al instante por WhatsApp. Solamente da clic y únete a cualquiera de estas opciones.

 

Listo, ahora vas a poder disfrutar de las noticias cómodamente en tu celular. ¡Es un servicio gratuito!