Article inline ad

El repunte del coronavirus en Navojoa, con 416 casos y 62 defunciones hasta el 29 de junio, ha sido consecuencia en gran medida de la venta de alcohol, lo cual debe suspenderse en forma total, afirmó Jesús Román Zamorano, dirigente de la agrupación El Poder del Pueblo.

Raúl Armenta Rincón

Señaló que, en las tiendas de conveniencia, supermercados y en expendios “disfrazados” de agencias cada vez abiertos en mayor número, siguen presentándose largas filas de personas, sin guardar la distancia adecuada y, además, muchas de ellas sin portar el cubrebocas.

“Mientras sigamos permitiendo todo esto, la pandemia seguirá causando estragos en el Municipio con los casos de contagios y muertes todos los días”, advirtió.

Asimismo, dijo que la venta de alcohol trae consigo lógicamente la realización de reuniones sociales, lo que propicia las condiciones para contraer el Covid-19.

Román Zamorano comentó que las autoridades de Gobierno debieron considerar que en Navojoa es muy alto el consumo de alcohol, con todos los efectos que ello apareja.

“Por lo tanto, hay muchas personas en las calles buscando la cerveza y después tomándola en vía pública o en fiestas en zonas residenciales”, agregó.

Dijo que, si de plano no es posible suspender la venta de bebidas alcohólicas, entonces las autoridades municipales y de Salud deben reforzar la vigilancia para que se cumplan las medidas sanitarias.