Article inline ad

Saca “trapitos muy sucios” a políticos y artistas y, de paso, hackea página de El Vaticano

Después de permanecer en stand by por 4 años, el grupo internacional de hackers Anonymous volvió a reaparecer a raíz de los hechos en los que perdiera la vida el afroamericano George Floyd a manos de la Policía de Minneapolis, Minnesota, y a través de su cuenta de Twitter demandó justicia.

Tras darse a conocer el video en el que se ve cómo el oficial Derek Chauvin aplasta el cuello de Floyd con la rodilla hasta que pierde el conocimiento, y ante el reclamo social de justicia por brutalidad policiaca y racismo, el grupo amagó con soltar información comprometedora.

Ante la nula respuesta, el domingo Anonymous hizo efectiva la amenaza y sacó a la luz documentos que comprometían a grandes políticos con una gigantesca red de pederastia y tráfico de menores, como el propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su hija Ivanka; así como artistas de la talla de Mike Jagger, el presentador británico Chris Evans, Will Smith, Lady Gaga, entre otros, así como la modelo Naomi Campell.

Asimismo, luego de años de teorías de la muerte de la princesa Diana, el grupo reveló que fue la propia realeza de Inglaterra quien ordenó su muerte, y apunta como autor intelectual al duque de Edimburgo, el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II.

También se señala que cantantes como Michael Jackson, Chris Cornell, Chester Beninngton, Cathriona White, novia de Jim Carrey, Paul Walker, entre otros, fueron víctimas de la red de Epstein para que no declararan respecto a lo que se vive, presuntamente, en las grandes esferas políticas, religiosas y artísticas del mundo.

Sin embargo, entre los muchos personajes el clamor generalizado fue: ¿Y El Vaticano, para cuándo? Y el grupo respondió que pronto.

Por ello, en el transcurso de la noche y la madrugada de este lunes, Anonymous empezó a sacar documentos en los que compromete a la curia romana con la red de pornografía infantil de Jeffrey Epstein, amigo cercano al príncipe Andrés de Inglaterra señalado por los mismos hechos.

Entre los abusos que quedaron evidenciados se encuentran los de prominentes sacerdotes que presuntamente abusaron de varios menores de edad.

Como el grupo no ve límites ni ciberseguridad que se le plante, hackearon el sistema web de la Santa Sede y colocaron en ella un link que, pese a que estuvo por espacio de unos minutos en el sitio, los técnicos pudieron regresar a la normalidad.

Pero el mal estaba hecho: el enlace contenía una serie de imágenes y videos que imputaban a Roma como evidencia de lo que se rumoraba en torno a El Vaticano

Respecto al trascendido, la Santa Sede no se ha manifestado, pese a que las acusaciones en contra de sus sacerdotes, a quienes se les señala de la violación de cientos de infantes.

Si deseas recibir nuestras noticias al instante por WhatsApp. Solamente da clic y únete a cualquiera de estas opciones.

 

Listo, ahora vas a poder disfrutar de las noticias cómodamente en tu celular. ¡Es un servicio gratuito!