Article inline ad

El insecto puede transmitir hasta 22 tipos de virus, como dengue, zika o chikungunya; las temperaturas cálidas son lo suyo

Definitivamente este año 2020 no ha sido del todo grato para la humanidad, pues se ha vivido de todo: la intentona de tercera guerra mundial por el conflicto Estados Unidos e Irán; el surgimiento del coronavirus, la crisis sanitaria y financiera, terremotos, más las avispas gigantes, entre otros, y lo que faltaba: la expansión de uno de los mosquitos más agresivos y peligrosos: el tigre.

Cobijado por la humedad y el calor, este insecto es capaz de reproducirse con rapidez y, por si eso fuera poco: es transmisor de 22 tipos de virus, entre ellos dengue, zika o chikungunya.

La presencia del mosco ha sido reportada en Europa, principalmente en regiones cálidas, como España, que a la ha reportado temperaturas 20% arriba de la media.


SI DESEAS RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS AL INSTANTE POR WHATSAPP, SOLAMENTE ÚNETE A ESTE LINK 

https://chat.whatsapp.com/GvVoj0On7mQJuuRExfDcpP


El mosquito tigre se reproduce con relativa facilidad y rapidez en estancamientos de agua, que pueden darse en floreros, charcos, desagües, canaletas, entre otras, que se convierten en reservorios.

Por ello, las autoridades de salud llaman a la sociedad en general a que mantengan espacios libres de acumulación de agua y cuidar que las zonas por donde se desfoga estén libres de obstrucciones.

Aunado a su reproducción y a la transmisión de diversos virus, su picadura es muy dolorosa.

En el caso del dengue, que antes se consideraba endémico de algunos países, la Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que el virus se ha propagado a más de 128 países, afectando a 96 millones de personas y es considerada la de más rápida transmisión en el mundo.

La OMS indica que el 80% de la población está expuesta a este tipo de enfermedades, con más de 700 mil muertes al año en todo el globo.