Article inline ad

Familiares de Jesús, el joven motociclista estudiante de preparatoria que se encontraba delicado de salud luego del choque que tuviera contra un automóvil de alquiler, justo frente a la gasolinera del estadio, dieron a conocer que había dejado de existir ayer, debido a la gravedad de las lesiones.

Jesús se dirigía a su hogar, a bordo de su motocicleta, cuando el taxista al parecer le cortó preferencia y sobrevino la fuerte colisión, pero el médico legista lo diagnosticó con lesiones que tardan menos de 15 días en sanar.

Posteriormente el joven fue trasladado por paramédicos de Cruz Roja al hospital del Seguro Social de Guaymas y posteriormente fue transferido al IMSS de Cajeme, debido a la gravedad de sus heridas, ya que tras radiografías lo diagnosticaron con tres fracturas en el cráneo, las que a la postre le ocasionarían la muerte.

“El taxista jamás respondió a la familia, ya que las heridas del joven estaban catalogadas como que tardaban menos de 15 días en sanar, pues ese día el médico legista dijo que el muchacho no tenía nada y después de hacerle las radiografías, vieron las fracturas”, expone un familiar.