Article inline ad

El hombre participaba en conversación por Zoom, cuando fue atacado por su vástago

Por muchos años, Amityville ha estado presente en los archivos de la Policía de Nueva York por el asesinato de la familia DeFeo por parte del primogénito de la pareja.

De ahí saltaron a la industria cinematográfica, en casos sonados de la pareja de demonólogos formada por Ed y Lorraine Warren, que investigaron los hechos: el responsable de la masacre, Ronald DeFeo, argumentó que una voz le ordenó asesinar a todos los miembros de su familia.

Hoy, Amityville volvió a refrescarse en la memoria colectiva, pues otro parricidio ha cimbrado hasta los cimientos a esa comunidad, enclavada en el condado de Suffolk, pues un hijo le arrancó la vida a su padre a puñaladas cuando este participaba en una videoconferencia de la plataforma Zoom, en la que participaban cerca de 20 personas.


SI DESEAS RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS AL INSTANTE POR WHATSAPP, SOLAMENTE ÚNETE A ESTE LINK 

https://chat.whatsapp.com/GvVoj0On7mQJuuRExfDcpP


Rápidamente, los interlocutores llamaron a la Policía, cuyos elementos detuvieron a Thomas Scully-Powers, de 32 años de edad, quien le arrancó la existencia a su padre Dwight Powers, de 73 años; él criminal huyó por una ventana que rompió, pero fue detenido y llevado al hospital, pues se había herido.

La versión de la Policía señala que uno de los participantes en la videoconferencia vio a un hombre calvo y, al parecer, desnudo, quien arrancó las sábanas de la cama y las echó en el suelo, como queriendo cubrir algo.

Thomas fue acusado de asesinato en segundo grado y está en espera de que inicie el juicio en su contra.