Article inline ad

Desde muy temprano se pudo observar en gran parte del Estado de Arizona los estacionamientos de los comercios llenos al presentarse el primer día en que tiendas de ropa y departamentales abrieran sus puertas, tras las restricciones sanitarias. Filas interminables, disturbios y pleitos se reportaron en varias de las ciudades.

Por: Fausto Navarro Ortiz

Algunos comercios y tiendas abrieron desde muy temprano en busca de regresar a la normalidad, tratando de implementar los protocolos y medidas preventivas para ofrecerles una mayor seguridad a los clientes, que poco a poco se fueron llegando y las largas filas sorprendieron a los responsables y trabajadores de las tiendas.

Tiendas que abrieron sus puertas al punto de las 10 de la mañana, en las redes sociales se compartía información que desde las 7 se presentaban filas para ingresar.

En establecimientos de Tucson y Nogales se presentaron discusiones, así como algunas peleas entre clientes que se liaban a golpes por un artículo de la tienda o porque no respetaban las filas queriendo ingresar sin formarse, como lo es la regla para entrar a los comercios.

En Nogales, Arizona, se pudo apreciar cómo la ciudadanía poco a poco comienza adaptarse a este nuevo modo de vida, por lo que se pudo ver más autos en las calles, así como personas que salieron a comer en los restaurantes que ya atienden a sus clientes.