Article inline ad

El argumento de la defensa fue que la mujer se desmayó; los fiscales fueron implacables para que fuera sentenciada

A cadena perpetua fue sentenciada una mujer que asesinó a su bebé recién nacida a golpes y después quiso ocultar el pequeño cuerpecito.

La responsable del aberrante hecho, ocurrido en la ciudad de Corrientes, Argentina, fue identificada como María, de 35 años de edad.

Los fiscales fueron implacables, pues argumentaron que la fémina “mató porque quiso matar”, a la vez que exhibía evidencias de la autopsia, que revelaron indicaban que a la bebé le habían dado 7 golpes contundentes en la cabecita.


SI DESEAS RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS AL INSTANTE POR WHATSAPP, SOLAMENTE ÚNETE A ESTE LINK 

https://chat.whatsapp.com/GvVoj0On7mQJuuRExfDcpP


“Había ocultado su embarazo y en el momento de dar a luz, hecho que ocurrió en su habitación, determinó que otra hija suya vaya con su padre, de quien está separada”, continuó el jurista.

Por su parte, la defensa de María justificó el hecho al decir que la mujer no sabía que estaba embarazada, y al entrar en trabajo de parto le sobrevino una hemorragia y se desmayó, por lo que el bebé cayó de cabeza.

El argumento fue descartado, pues el cadáver de la pequeñita fue encontrado en el interior de un ropero y envuelto en una cobijita, en el cuarto de la madre.