Article inline ad

Socorristas quisieron llevarlo a un nosocomio más cercano, pero los parientes demandaron que los llevaran a uno más lejano

Paramédicos de Cruz Roja fueron expuestos a sufrir un accidente automovilístico y luego golpeados por los familiares de un hombre de 53 años de edad con síntomas de coronavirus, como dificultad para respirar, pero que murió al arribar al hospital.

El lamentable incidente se registró la madrugada de este miércoles a socorristas de la delegación de la benemérita en Huixquilucan, quienes acudieron al llamado de emergencia de una familia con un paciente delicado.

Cuando vieron que el hombre, presentaba síntomas de SARS-CoV-2 (Covid-19) determinaron llevarlo al Hospital General de Naucalpan, que estaba cercano y disponible, con el equipo de aislamiento requerido; sin embargo, los parientes del paciente exigieron que lo llevaran al Centro Médico Adolfo López Mateos, ubicado Toluca, Estado de México, que está más lejano.


SI DESEAS RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS AL INSTANTE POR WHATSAPP, SOLAMENTE ÚNETE A ESTE LINK 

https://chat.whatsapp.com/GvVoj0On7mQJuuRExfDcpP


Aceptaron y un familiar se subió a la ambulancia con su paciente y otros siguieron la ambulancia en un carro, pero cuando iban rumbo al nosocomio, el acompañante hostigaba al paramédico; en tanto que los que iban otro vehículo le pegaban en la parte de atrás de la unidad de socorro, a fin de que el operador imprimiera mayor velocidad.

Sin embargo, explicaron que las ambulancias llevan equipo pesado y tienen un límite, que no rebas los 90 kilómetros por hora, pero estos seguían presionando.

Antes de llegar al hospital Lopez Mateos, el paciente dejó de existir, y cuando bajaron en el área de urgencias y los familiares al darse cuenta que su pariente llegó sin vida, arremetieron a golpes contra el chofer, y culparon a los socorristas del deceso.

Ante ello, la Delegación Mexicana de Cruz Roja lamentó el incidente e hizo “un respetuoso pero enérgico llamado a toda la población para mantener la ecuanimidad, permitir que los técnicos en urgencias médicas, médicos y enfermeras de Cruz Roja Mexicana realicen su trabajo con la calidad y profesionalismo que les distingue, sobre todo en las extremas condiciones sanitarias que hoy enfrenta el país por la pandemia de Covid-19, y se reserva el derecho de actuar legalmente, en estricto apego a Derecho, en contra de quienes agredieron y pusieron en riesgo la vida de nuestros compañeros”.