Article inline ad

Urge agilizar las gestiones entre Seguridad Alimentaría Mexicana (Segalmex) y los industriales.

Por: Luz del Carmen Paredes

Humberto Castillo Zaragoza indicó que se tienen que crear las condiciones para que la industria adquiera la producción en tiempo y forma, para que el productor pueda recibir el pago y cumplir con el pago del avío.

El presidente de la Asociación de Agricultores del Valle del Yaqui (Aavyac), subrayó que se tiene que respetar el precio de garantía de 5 mil 700 pesos por tonelada para trigo panificable.

Apuntó que a la fecha las trillas presentan un avance de alrededor del 80 por ciento en la cosecha y se observan menores rendimientos en la producción, siendo en algunos casos de hasta más de una tonelada por hectárea en comparación con el ciclo agrícola anterior.

Ante esto, se vuelve más complicada la situación para los productores, principalmente para los que sembraron harineros, porque no tienen la certeza de comercializar el 100 por ciento de la producción.

Cabe aclarar que la industria tiene la opción de importar sus necesidades del exterior, y compran el grano a otros países a un menor precio. Esto, aunado al alto costo de movilización que presenta el trigo harinero del noroeste al centro del país, que es donde se encuentran la mayoría de las industrias, convierte al trigo sonorense en una opción no prioritaria para satisfacer su demanda, lo que resulta preocupante, señaló.