Article inline ad

El caso ha desatado discusiones en las redes, pues algunos consideran que no tiene edad para votar, mucho menos deberían permitirle un proceso tan delicado y que le impactará de por vida

Con tan sólo 5 años de edad, una pequeñita que pide que la llamen “Tito”, pues se considera niño, próximamente será sometida a una cirugía de cambio de sexo, y consiguió que legalmente se le identifique como tal.

El hecho fue aprobado por la Justicia Argentina, que pese a que la menor no puede decidir sobre otros aspectos, sí se le concede su petición, como lo hizo con Luana, de 6 años, quien se convirtió en la primera niña trans del mundo.

Según su red social, “Tito” lloraba si le ponían atuendos femeninos, jamás le gustaron artículos para niñas ni que le hallaran parecido a las mujeres de su casa; además, se refería a sí misma como niño y disfrutaba vestirse como tal.


SI DESEAS RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS AL INSTANTE POR WHATSAPP, SOLAMENTE ÚNETE A ESTE LINK 

https://chat.whatsapp.com/GvVoj0On7mQJuuRExfDcpP


El caso de la menor fue apoyado por la Asociación por un Mundo Igualitario, una ONG que proporciona apoyo sicológico y legal para personas que no se identifican con su género, y logró que la niña cambiara su nombre ante el Registro Provincial de las Personas.

El caso ha desatado confrontaciones en redes, pues entre el 80 y el 90% de los infantes superan la etapa de disforia de género después la pubertad.

La disforia de género infantil es una condición psicológica en la que los pequeños experimentan una marcada incongruencia entre cómo perciben su género y con el que nacieron.

Entre las inconformidades que internautas han argumentado está el hecho de que “Tito” no puede votar, estudiar o no, comprar alcohol o tabaco, por ser menor, pero sí puede asumir una decisión que le cambiará toda la vida y la esclavizará a tratamientos hormonales y farmacológicos de por vida.