Article inline ad

Está cerrado el mercado para mariscos y pescado, no hay demanda; los pescadores están gestionando ante el Gobierno Federal apoyos para hacer frente a la situación, indicó Aureliano Aldama Rivera.

Por: Luz del Carmen Paredes

El presidente de la Confederación Nacional Cooperativa Pesquera (Conacoop) apuntó que la situación que priva por la pandemia de coronavirus Covid-19 están impactando drásticamente en la economía del sector. “Priva la desesperación”.

“Están cerrados los mercados tanto de exportación como interno, muchos pescadores ya no salen a la captura de las especies marítimas”, refirió.

Los que salen a pescar lo hacen para el autoconsumo principalmente, ya que los restauranteros no están consumiendo el producto, señaló.

La situación es crítica para la familia de los pescadores, ellos dependen de la captura, de la venta y si no hay demanda, no tienen para hacer frente a las necesidades básicas.

Ante esto, dijo que van a proponer al Gobierno, que compre el pescado y mariscos, y lo distribuya entre la población, para garantizar el alimento a muchas familias que tampoco tienen los recursos para hacer frente a esta situación.

Conscientes de la problemática, saben que se tendría que bajar el costo del producto, pero es una medida necesaria, abundó.