Article inline ad

Una psicóloga aseguró que el destino es el responsable de juntar a la víctima con su violador; la estación de radio se deslinda de la emisión.

Una psicóloga aseguró, en el transcurso de un programa de radio, que una violación es una “fusión de amor” y que las víctimas de dicho delito se encontrarían con el perpetrador debido al destino.

El 7 de febrero pasado, en la emisión Dos Pájaros de Cuenta de la estación La Voz del Pitic, en Hermosillo, Sonora, la experta Olga Alicia Gracia, hablaba sobre las parejas que quieren tener hijos y están imposibilitados para eso, cuando dijo el tema de la violación.

Inclusive una violación es una fusión de amor, porque los dos sistemas, aunque sea agresiva, desean juntarse y por medio de la fusión, explota ese amor y van continuar juntos aunque la pareja, o aquellas personas, no se vuelvan a conocer. A esa criatura, nadie desbarata esa fusión”, aseguró Alicia Gracia.

Ante la pregunta de una de las presentadoras sobre si una mujer subconscientemente quiere sumarse a alguien, la psicóloga ejemplificó con la situación de soldados que, a lo largo de la guerra, violan a mujeres: “se tenían que encontrar por el destino”, aseguró la experta.

La estación y la psicóloga responden al respecto, la estación de radio emitió un aviso sobre estas afirmaciones las cuales “condena y lamenta”. La Voz del Pitic declaró que el programa “Dos pájaros de cuenta” no es producido ni forma parte del criterio de la compañía. Agregó que el contenido no comparte las reglas de la estación y especificó que las opiniones de los presentadores e invitados son “responsabilidad de quien las emite”.

Por su lado, Olga Gracias divulgó un comunicado en su cuenta de Facebook, donde manifiesta que tiene maestría en terapia sistémica y ofreció disculpas al tratar el tema de la violación.

Profundamente ofrezco una disculpa a quienes se sintieron ofendidos con la llamada “fusión del amor” teniendo en cuenta la inseguridad y a la vez el coraje que atraviesan las mujeres de este país”, escribió la experta.