Article inline ad

Ayer en la mañana, al menos tres automovilistas se quedaron a pie en medio de la ola de despojos de carros en diferentes sectores de Guaymas.

A las siete de la mañana del miércoles, Miguel Ángel, de 62 años, residente de la colonia Sahuaripa, salió de su casa para descubrir el robo de su carro.

El vehículo es de la marca Ford Ranger en color guinda, modelo 1997, afiliado a Onappafa. Sus características son: camper color blanco, defensa cromada y golpe en guardafango.

Poco después de las nueve de la mañana, Alfredo, vecino del Pedregal, reportó a la policía el despojo de un sedán Mazda, modelo 2003, en color dorado y vidrios polarizados, de procedencia extranjera.

Antes del mediodía le robaron el carro a César Daniel en la colonia Petrolera.  El ofendido contó a elementos de la comandancia norte que dejó su camioneta pickup Isuzu, modelo 1998, en color blanco, afiliada a Sippafa, afuera del taller Marcos, lugar donde fue sustraída.