Article inline ad

“El Potrillo” busca dejar un año lleno de escándalos; considera a su padre como su mejor y peor juez

Durante la promoción de su nuevo material discográfico, “Hecho en México”, Alejandro Fernández  habló con una periodista y abrió su corazón respecto a los giros que ha tenido durante su trayectoria artística, así como sus problemas con la bebida.

En la entrevista, “El Potrillo” se refirió a su padre, Vicente Fernández, como su mentor, pero también como “mi peor y mi mejor juez”.

Explicó que hubo momentos difíciles, durante los cuales les hablaba fuerte a sus hijos para corregirlos respecto a algún comportamiento, pero como no le hacían caso, le pedía a “Chente” que con ellos.

Asimismo, abrió su corazón en torno a sus problemas con el alcohol y sobre las especulaciones en torno a que durante sus presentaciones aparece ebrio, a lo que el cantante respondió:

“Siempre me porto muy bien. Alguna copita de vino sí me echo. Ahora, con el proyecto nuevo he estado haciendo muchísimo ejercicio, me siento mejor que nunca, estoy súper bien y estoy mejor que nunca”.

Luego de ello subrayó que últimamente no ha consumido alguna bebida etílica.

En cuanto a su aspecto personal, por su cabellera encanecida, dijo: “Yo (decidí dejarlo canoso), me dio mucha flojera (cambiar)”.

Pero si se trata de dar lo mejor, Alejandro Fernández es contundente en ello; sin embargo, busca dejar atrás un año lleno de altibajos para dedicarse a lo que más ama: cantar, y en promover su nuevo espectáculo.