Article inline ad

la dulce edad de los sueños arribó Alma Leticia Álvarez Gastélum, por ello tuvo una gran fiesta de la cual guarda inolvidables recuerdos.
Tal y como lo soñaron sus padres, Jesús Rubén Álvarez Salinas y María Isabel Gastélum Galindo, organizaron un gran festejo a su querida jovencita. Primeramente, se presentó a dar gracias a Dios por las bendiciones recibidas, al templo del Buen Pastor, ceremonia que fue presenciada por sus seres queridos.

La acompañaron en calidad de padrinos, Luis Manuel Pancardo Escudero y María del Socorro Mercado López.

Después protagonizó alegre festejo, donde bailó el vals del brazo de su orgulloso padre y después compartió su gran felicidad con la gran cantidad de amigos con los que cuenta.