Article inline ad

La inminente debacle del Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Cajeme, Oomapasc, ya se veía venir, tras años y años de malas administraciones, de cargar a cuestas una cartera super vencida de adeudos por más de mil 200 millones de pesos, de laudos y sentencias por docenas en contra de la institución, por el tráfico de influencias y corruptelas, la falta de cumplimiento de los apoyos estatales y federales que por ley le corresponden pero nomás no llegan, por los robos constantes a sus instalaciones, como denuncia su actual director, mas todo lo pernicioso que usted le quiera agregar a la situación, incluyendo al sindicato, por supuesto, el caso es que la paramunicipal está “herida de muerte” y requiere de la ayuda de todos los ciudadanos, instituciones y dependencias de Gobierno, comenzando por el Ayuntamiento de Cajeme y el propio organismo para rescatarla.

Es por nuestro bien, pues mientras no logremos nivelar el barco vamos a continuar hundiéndonos y no habrá más inversiones en nuestro Municipio, ni desarrollo económico, ni crecimiento urbano, ni siquiera habrá servicio de agua para lo más elemental, por eso es ¡urgente rescatar a este organismo, ¡patrimonio de los cajemenses!

Pero, no todo son malas noticias, pues el presidente de la Comisión de Desarrollo Económico de Cajeme, el regidor Gustavo Almada Bórquez, ante la apremiante situación y en coordinación con el Alcalde Sergio Pablo Mariscal, el Distrito de Riego, entre otros actores, acordaron crear un consejo, integrado por civiles y empresarios, entre ellos la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, CMIC Obregón, que se ha visto seriamente afectada por la falta de permisos para nuevos fraccionamientos y empresas por la falta de capacidad de inversión del organismo para poder brindar el servicio de agua potable fundamental.

Es importante destacar que todos los integrantes de dicho consejo acordaron dejar de lado cualquier visión partidista, y avocarse a formular las estrategias que les permita rescatar al Oomapasc del bache funcional en el que se encuentra.

Entre las acciones a realizar esta el hacer ver a la gente la necesidad de que paguen los servicios de agua, ya que solo la pagan cuatro de cada diez usuarios, así como lo hacen con cualquier otro servicio, para lo que se respetarán tarifas especiales para la familias en condición económica vulnerable, así como reducir la nómina del organismo, hacer más eficiente el manejo del vital recurso por el propio organismo operados, ya que hay mermas por malas instalaciones y descuidos de más del 70% del agua, así evitar gastos superfluos, exigirle a los diferentes niveles de gobierno los apoyos que le corresponden, transparentar al máximo los ingresos y egresos de la paramunicipal, todo esto para evitar tener que llegar al extremo de cortar el agua a quien no pague, pues la paramunicipal no puede soportar más tiempo la falta de liquidez, y, afortunadamente, la administración actual prefiere asumir el costo político, aseguró el Alcalde, que exigir el pago del servicio pueda significar, antes que poner en riesgo el abastecimiento del líquido en la ciudad.

“El tema de garantizar el servicio de agua en el Municipio es un asunto primordial y es un asunto de seguridad nacional que tenemos resolver cuanto antes. Se trata de actuar en el presente para garantizar el futuro de todos. Se trata de mantener una visión de largo plazo. No es posible que de cada diez, solo cuatro paguen el agua”, subrayó Almada Bórquez, durante la reunión en donde se firmó el compromiso de apoyar en serio al Oomapas de Cajeme.