Article inline ad

Uno de los días más especiales de su vida guarda en sus recuerdos Naylea Angulo Pérez, al cumplir sus quince años de edad.
La hermosa jovencita protagonizó un emotivo festejo que le prepararon sus papás, Luis Gonzalo Angulo y Lucía Irene Pérez de Angulo, quienes fueron los primeros en felicitarla.

Ese día la debutante se presentó también a dar gracias a Dios, en una bonita ceremonia, que presenciaron familiares y amigos.

Fue en conocido salón de eventos donde la quinceañera bailó por primera vez el vals del brazo de su papá y sus chambelanes, convirtiéndose en una noche mágica e inolvidable para ella y para todos los que asistieron.