Article inline ad

Al mandatario de Estados Unidos le imputan los delitos de abuso de poder y obstrucción de las labores del Congreso

Con la obligación de que cada integrante permanezca en su lugar, así como no introducir otras lecturas y aparatos electrónicos de cualquier índole, este jueves inició en el Senado el juicio político en contra del presidente Donald Trump.

Previamente, los documentos oficiales del caso fueron entregados por parte del comité de la Cámara de representantes.

Luego de escuchar la lectura de los artículos del impeachment, por parte de legisladores y después de que una comisión acompañara al jefe de la Suprema Corte de Justicia al palacio, el juicio inició; sin embargo se prevé que este proceso dure algunos meses.

Los documentos recopilados por la Cámara baja y entregada al Senado incluyen pruebas públicas y privadas de violaciones de Donald Trump a la ley, las cuales son base del juicio, indicó Adam Schiff, congresista el demócrata.

Tump será juzgado, indicó Schiff, por abuso de poder y por obstrucción a las labores del Congreso; es decir, se investigará la solicitud del presidente norteamericano y su equipo, con su conocimiento, de que el Gobierno ucraniano interfirió en las elecciones de Estados Unidos.

Aunque la presentación no es el juicio completo, representa el orden del procedimiento, aplicado ya a dos presidentes: Richard Nixon, en 1974, y Bill Clinton, en 1998.

En su intervención, Nancy Pelosi, coordinadora de la discusión en su cámara, solicitó a los senadores que no ignoren la documentación y la consideren en la discusión, pues esta mañana la oficina de Contabilidad Gubernamental acusó a Trump de cometer actos ilegales por retener recursos etiquetados para enviar ayuda militar a Ucrania.