Su dimisión se da previo a los cambios anunciados por el presidente Vladímir Putin

Este miércoles, el primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, renunció al cargo, luego del discurso que el presidente Vladimir Putin emitiera y en el que anunciaba cambios en políticos.

Medvédev indicó consideró como correcta su dimisión debido a las modificaciones a la Constitución de la Federación Rusa, propuestos por Putin y que otorga más poder a la Cámara de Diputados, que modificarán el equilibrio de poder entre Gobierno y Durma (legisladores).

Por su parte, Putin se mostró satisfecho con Medvédev y agradeció su trabajo al frente de la administración.

“No se pudo hacer todo, pero nunca es posible hacerlo todo”, señaló el mandatario.

En mayo de 2018, Medvédev asumió la jefatura del Gobierno, tras la reelección de Putin como cabeza del Kremlin.