Article inline ad

El prodigio tecnológico ya está operando a toda capacidad

Luego de tres años de estar a prueba, el radiotelescopio más grande del mundo ya está operando a su máxima capacidad.

La maravilla tecnológica fue inaugurada en septiembre y se encuentra enclavada en China, en la provincia de Guizhou, informó Shen Zhulin, funcionario de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma del “Gigante Asiático”.

El Radiotelescopio Apertura Esférica (FAST, por sus siglas en inglés) inició su construcción finalizó en 2016 y tiene un diámetro de 500 metros.

Además, está conformado por 4 mil 450 paneles y su plato tiene una extensión aproximada a 30 a canchas de futbol soccer y su costo fue de 180 millones de dólares.

Las instalaciones del FAST, expuso Zhulin, paulatinamente estarán a disposición de los astrónomos del planeta.

Durante los 3 años de prueba, el radiotelescopio identificó 102 nuevas estrellas giratorias (púlsares), hallazgos superiores a los realizados por Estados Unidos y Europa, y mejoró la sincronización de los púlsares 50 veces, con ello se detectaron ondas gravitacionales Nahertz, sumamente bajas.

Para poder levantar este gigantesco aparato, 9 mil 110 personas fueron evacuadas de un radio de 5 kilómetros, a fin de que no fueran afectadas por las ondas electromagnéticas que emite FAST.