Article inline ad

El mejor de la historia del rock sufría cáncer cerebral; deja de existir a los 67 años

Considerado como el mejor baterista de la historia del rock, Neil Peart, de la banda canadiense de Rush, murió a los 67 años de edad.

Su deceso ocurrió el martes 7 de enero, en Santa Mónica, California; sin embargo, y por petición de la familia, su ­fallecimiento fue anunciado hasta ahora

El músico padecía glioblastoma, el más agresivo cáncer cerebral, que le aquejaba desde hace tres años.

Peart fue un virtuoso baterista y compositor que se unió a Rush en 1974, en reemplazo a John Rutsey; su último concierto fue el 1 de agosto de 2015, celebrado en el Forum en Inglewood, California e ingresado al Salón de la Fama del Rock and Roll en 2013.

Neil vivió una vida familiar trágica, ya que su primera hija, Selena Taylor, perdió la vida en 1997, en un accidente automovilístico; 10 meses más tarde muere a causa del cáncer su primera esposa, Jacqueline Peart, y se volvió a casar en el 2000. Le sobreviven su cónyuge Carrie Nuttall y su hija de 10 años.

Rush publicó en sus redes oficiales: “Con los corazones rotos y la tristeza más profunda debemos compartir la terrible noticia de que el martes nuestro amigo, hermano del alma y compañero de banda por más de 45 años, Neil, perdió su increíblemente valiente batalla de tres años y medio contra el cáncer cerebral. Pedimos que amigos, fans y medios respeten comprensiblemente la necesidad de privacidad y paz de la familia en este momento extremadamente doloroso y difícil. Aquellos que deseen expresar sus condolencias pueden elegir un grupo de investigación del cáncer o una organización benéfica deseada y hacer una donación a nombre de Neil. Descansa en paz hermano”.