Article inline ad

El Senado destinó 254 millones 823 mil pesos para obras de prevención y rehabilitación de sus instalaciones ubicadas en Paseo de la Reforma, con el fin de brindar seguridad y protección a trabajadores y legisladores que a diario desarrollan actividades ahí.

En un Reporte de obras se expone que desde la entrega del inmueble, hace nueve años, se detectaron problemas de goteras y filtraciones de agua en patio, hemiciclo, Torre de Comisiones y Pleno, así como falta de mantenimiento en los elevadores y sistemas contra incendios.

Las obras se realizan en el periodo de receso legislativo del segundo año de ejercicio de la LXIV Legislatura federal, que empezó el 12 de diciembre y concluirá el 31 de enero de 2020, para que cuando empiece el segundo periodo ordinario el 1 de febrero el edificio esté listo para impulsar y aprobar leyes que necesita el país.

En el documento, elaborado por la Secretaría General de Servicios Administrativos de la Cámara de Senadores, se detalla que los recursos que se están destinando a la realización de esas obras son producto de la política de austeridad definida y respaldada por todos los grupos parlamentarios.

El presupuesto autorizado para el ejercicio fiscal de 2019 fue de tres mil 940 millones de pesos, monto inferior en casi mil millones de pesos al de 2018; esta reducción es 24.4 por ciento menor en términos reales.

Esa reducción y diversas medidas de austeridad y eficiencia en el gasto, adoptadas por todos los grupos parlamentarios, generaron ahorros y economías; por ejemplo, en recursos humanos y en asignaciones a grupos parlamentarios.

Lo anterior permitió que ahora se invirtieran 254 millones 823 mil pesos en trabajos que no se habían realizado y que son indispensables para garantizar la protección civil, la seguridad de la personas y la operatividad del recinto legislativo.